VESTIR A NUESTROS HIJOS… ¿PENSAMOS EN SU BIENESTAR Y COMODIDAD?

¿Cómoda o solamente de moda?

Lo primordial en una prenda de vestir para un niño es que sea cómoda, qué sea lo suficientemente fácil para que él o ella pueda vestirse, o si se trata de un bebé que un adulto pueda ponerlo y quitarlo rápidamente y sin incomodarlo. Recuerdo una ropa que me mandaba mi primo de una marca muy famosa japonesa que ponerla era tan fácil, que hasta dormidos podía vestir a mis hijos sin que se enteraran.

La ropa de los más pequeños no debe responder a una moda pasajera, debe responder a una necesidad, y también a unos gustos y una estética.

Hay prendas con mensajes que debemos cuidar que sean acordes a su edad y al pensamiento de sus padres y tipo de crianza que están llevando. No queremos hacer de nuestros hijos un “cartel publicitario caminante” o un “altavoz” de un tipo de pensamiento, filosofía o estilo de vida inapropiado.

He visto camisetas que son aparentemente graciosas con mensajes políticos o de humor adulto, que los niños no comprenden y saben que llaman la atención y su ropa produce comentarios, sin entenderlo. También imágenes de personajes que, aunque sean infantiles no son un buen ejemplo para ellos.

Propongámonos a venderle a los niños la idea desde muy temprano que lo importante de la ropa es sentirnos bien con ella y vernos bien nosotros mismos. No nos vestimos para el otro ni pensando en las necesidades del otro. Aprender a usar la ropa adecuadamente, para cada ocasión es cuestión de ejemplo y alguna corta explicación.

Permitirles que escojan su ropa y también enseñarles que hay ocasiones para vestir de cierto modo. Para una ceremonia, una fiesta, un paseo a la montaña, o en el clásico día de rutina, por ejemplo.

Material de la ropa

A la hora de conseguir ropa para los niños, es súper importante fijarnos en sus tejidos. Las fibras naturales son las más recomendadas y especialmente en aquellos que tienen pieles sensibles y delicadas. Cuando se trata de los más pequeñitos el algodón 100% es el material por excelencia y sobre todo en las prendas que van en contacto directo con la piel.

Si podemos ir un poco más allá, las fibras naturales que además han tenido un proceso de cultivo y fabricación responsable y ecológico garantizan una mejor calidad y mayor seguridad para el cuidado de nuestros hijos y también del planeta y las personas

Existen muchísimos tipos de fibras y materiales sintéticos que han sido creadas para cubrir diferentes necesidades en la fabricación de la ropa, que sea impermeable, flexible, ligera, respirable, etc. Es importante aprender a leer las etiquetas, la composición y los porcentajes de cada componente.

Como dato curioso… en la ropa interior femenina de cualquier tipo de tela, hay una especie de bolsillo pequeño que, por higiene y salud, los están obligados a usar exclusivamente algodón para esta pieza, por ser una zona de contacto muy delicada.

Cómo un adulto, pero en pequeño…

No debemos caer en los “modelos a escala” de la ropa y especialmente de los zapatos de los más grandes. La morfología cambia y no es lo mismo usar un zapato con tacón, por ejemplo, a los 3 años, que a los 18, o unos jeans o vaqueros descaderados.  Se pueden ver muy lindos usando las mismas cosas de los grandes… pero cómodos seguro no están e incluso son desaconsejables.

¿Acaso quien no tiene una foto de pequeños, con los zapatos de la mamá o del papá? O ¿usando los collares o las corbatas inmensos de un adulto?  Pues eso está perfecto a la hora de jugar, pero no a la hora de vestir.

Que foto tan simpática, naturalmente NO vestiremos a un bebé así un día entero, ni le pondremos gafas de atuendo.

Ropa de cama

Un apartado en este tema de ropa para niños es el de la ropa de cama y las toallas. Las sabanas, las colchas, las fundas de almohadas, también las toallas del cuerpo, de la cara o de las manos, están en contacto directo con la piel de los peques. Por eso es muy importante saber su composición y cuidar que el material sea de buena calidad. Nuevamente el algodón es el más recomendado para esto.

Si buscamos regalar ropa

Si se trata de dar un regalo para un niño, debemos escoger algo que les guste, está claro, pero también que sea algo que necesiten y puedan usar en los próximos días. No es aconsejable dar un regalo para guardar y usar en la próxima temporada o cuando sea más grande – a no ser que se trate de bebés, que conviene regalar cosas para el futuro.

Conclusión

Como conclusión, a la hora de escoger la ropa para los niños debemos tener en cuenta la comodidad ante todo y el tipo de material y fibras que está hecha. Dejar a los niños vestirse como niños, fomentar la autonomía a la hora de escoger su ropa y de ponérsela, cómo siempre poniendo unos límites que le ayudan a entender el mundo el que vivimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s