DÓNDE PONER Y CÓMO TRANSPORTAR “NUESTROS VALORES” (NUESTRO HIJOS). PARTE 2/2

Hablé en la primera parte de los artículos más importantes para “poner” al bebé: LA CUNA y LA HAMACA. Y en esta segunda parte hablaré de los más importantes para ¨transportar¨ al bebé: EL COCHECITO, LA SILLA DEL COCHE y LA MOCHILA.

Retomo mi propósito de llamar a la conciencia a la hora de adquirir todo lo que necesitamos como padres primerizos. Siempre velando por cubrir las necesidades de los bebés con el máximo de calidad y seguridad, invitando a un consumo responsable y sostenible.

De mi experiencia, hacer un miniestudio de mercado, comparar marcas y beneficios, ayuda a tomar una decisión responsable y a conciencia. ¡Vale la pena hacer el ejercicio!

EL COCHECITO, aquel aparato que nos sirve para “transportar” a la criatura fuera de casa, debe ser muy cómodo y seguro.

La opción más común es tener dos, un cochecito para el bebé y luego una sillita de paseo ligera para el caminador. Sin embargo, mi sugerencia es buscar uno que cumpla las dos funciones. Existen, pero claro no se puede tener absolutamente todo. Me explico, si quieres un coche para correr por terrenos naturales, pues te ocupará espacio, si quieres un coche urbano que te quepa en todos los ascensores o el metro, pues si el bebé es grande, quedará justito de espacio.

Ten en cuenta tus circunstancias, hay coches de una sola pieza, de dos (chasis y hamaca) y de tres (un chasis, capazo y hamaca o silla). Hay coches que se doblan como libro y otros se cierran como un paraguas. Hay coches especiales para ir de excursión a la montaña y otros diseñados para andar por las ciudades. Las llantas, el manillar y el tipo de freno, pueden darte una idea de para qué están pensados. Hay coches con accesorios indispensables, como el protector de lluvia por ejemplo, y otros que nunca los llegarás a usar. Por eso piensa bien tus necesidades.

Para resaltar: dos puntos clave, que tenga la doble opción de ponerlo a contramarcha y a favor de la marcha. Es decir que pueda ir mirando hacia ti o mirando en la misma dirección que vas mirando tú. Y que se recline totalmente (180 grados). Estas dos son los “must” de un coche de bebé y a continuación te explico por qué:

Un bebé debe ir acostado completamente, protegido del viento, del sol, etc. y mirando a mamá, papá o su cuidador para su tranquilidad. Además, por seguridad de un golpe frontal o que se introduzca algún objeto. Créeme que aveces pasa.

Un bebé más grande, que sostiene un poco su cabeza puede ir un poco más reclinado o inclinado, pero viendo hacia el adulto. Ya cuando se sienta por sí mismo y muestra interés por descubrir el mundo externo podemos voltearlo y que vaya sentado mirando hacia al frente, antes mejor NO. 

Ten en cuenta que muchos niños se duermen con el arrullo del paseo y es fundamental poderlo reclinar para que estén cómodos y su cabeza no quede colgada. Y sus pies tampoco. A veces veo a niños dormidos profundamente en una infinita incomodidad.

Llené esta lista con los datos que veía de revistas de embarazadas (online y físicas). Le di prioridad a unos criterios y luego le di un puntaje a cada uno. Sumé y así tomé la decisión del mejor cochecito para nosotros. Al final fui a una tienda física para poder probarlo, tocarlo, olerlo y sobre todo maniobrarlo (con una sola mano).

LA SILLITA DEL COCHE O CAR SEAT nos da la tranquilidad de ir en el coche con nuestro bebé protegido, teniendo en cuenta su tamaño. Los famosos Sistemas de Retención, que en caso no sólo de accidente, si no de un frenado imprevisto, por ejemplo, los protegen al máximo posible.

Es muy importante tener en cuenta las etapas de crecimiento y el tamaño de nuestro bebé (debemos saber bien talla y peso) pues es así como los grupos de las sillas están homologados. El grupo 0 para los más pequeños y con reductor para los recién nacidos. El grupo 1, grupo 2 y grupo 3. Las normativas van cambiando y es importante estar actualizados.

Por su seguridad ten en cuenta estos puntos clave: los niños deben ir hasta el mayor tiempo posible A CONTRAMARCHA. Piensa en el peso de su cabeza y la proporción de esta respecto a su cuerpo. También recuerda que los niños no deben estar sentados más de dos/tres horas en las sillitas.

Para tener en cuenta: la facilidad para poner y sujetar al niño. Fíjate en la forma del arnés o la forma de poner el cinturón en caso de los más grandes. Si la silla puede girar para ponerlo de frente es más cómodo y luego girarlo a su posición de contramarcha si es el caso.

El espacio que ocupa la silla entera dentro del coche (más aún si hay dos o más sillas). Hay sitios que te dejan probarla con tu propio coche, o páginas web que te dicen según tu coche cómo acomodar más de una silla para optimizar espacio y plazas.

Los materiales, tanto externos como internos. Que la tela sea suave y respirable. ¡Pobres niños! sudan mucho en una silla de estas. Fíjate también en la calidad de los materiales, pues no deberían permitirse, pero hay sillas en el mercado que, aunque pasan lo mínimos estándares de seguridad, en estudios independientes tienen mala calificación por materiales con alta toxicidad. ¡No me lo puedo creer!

Estas listas son las que hice para comprar las sillas grupo 1-2 y grupo 2-3.

Para el grupo 0 usamos el ¨huevito¨ que además de servir de silla para el coche, lo usábamos con el cochecito. Este lo pudimos heredar, pues estaba aún vigente (los plásticos de estos artículos vencen) y sabíamos que no había tenido ningún accidente o golpe de choque fuerte.

MOCHILA O PORTABEBÉS. Son muy cómodos y prácticos y hoy en día están muy de moda.

foto: @criarconciencia

Importante fijarte en el material y la calidad de los acabados. Tener a tu bebé cerca de ti es lo mejor para ambos, tu estas tranquilo y él está pleno oyendo tu corazón como lo ha hecho durante 9 meses dentro de su madre.

El fular para recién nacidos y la mochila para bebés y niños más grandes. Fíjate que realmente sea ergonómica, que el niño quede en posición ranita con las piernas en M, jamás deben quedar colgadas. Acomoda bien sus nalgas para que quede un poco ¨sentado¨, con la espalda en forma de C.

Mira varios modelos y te sugeriría probarlos, porque los cuerpos de los adultos pueden encajar mejor en un modelo que en otro y sobre todo mira con tu pareja que a ambos les quede cómodo. Existen varios lugares donde dan clases de porteo, te enseñan y te venden los mejores productos con asesoría. ¡Un hit!

Punto clave: recomiendan los expertos portear siempre el niño mirando hacia ti. Su cabeza con libertad de movimiento y que quede a una altura que puedas darle un beso en su coronilla o su frente. Cuando ya es más grande puedes llevarlo en la espalada viendo en la misma dirección que tú.  Hay muchos estudios que demuestran los inconvenientes de portear adelante con el niño mirando hacia el frente (en tu misma dirección).

La misma mochila, foto 1 con el bebé adelante pecho con pecho y foto 2 con la niña grande atrás espalda con pecho.

Para concluir, estos tres artilugios son muy importantes para ti y tu bebé, por lo general hacemos muchísimo uso de ellos y pueden suponer un gran beneficio para ambos. Por esto, te aseguro que vale la pena la inversión de un muy buen producto. Me refiero a que hagas un estudio a conciencia de tus necesidades y de la oferta, que averigües opiniones y que compares.

No necesariamente el más caro es el mejor ni mucho menos el más seguro o de mayor calidad, pero si es cierto que el más barato no puede garantizarte lo mejor, aunque pase con mínimos los estándares requeridos para su comercialización. Si puedes heredar o comprar de segunda mano, excelente, sólo debes fijarte en el buen estado de las partes y verificar que sean seguros y resistentes para usar con tu bebé.

Escucha atentamente los consejos de los padres más experimentados, los más actualizados y los novatos que te llevan poco de ventaja y que están bien enterados del tema.

Has oídos MUY sordos a las personas consumistas y que ves poco prácticas, que tienen millones de cosas sin usar, pero que aún siguen vendiéndote la idea que se trata de algo maravilloso que te ayudará, pero en realidad no lo necesitas para nada y puedes prescindir. Ayudas a tu bolsillo, a tu espacio (así tengas de sobra) y sobre todo al planeta tierra.

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Es acorde a tu forma de pensar y de crianza? ¿Quieres dejar algún comentario?

Un comentario en “DÓNDE PONER Y CÓMO TRANSPORTAR “NUESTROS VALORES” (NUESTRO HIJOS). PARTE 2/2

  1. Paola Mantilla dijo:

    Simplemente reforzar con aquello de que a la selección del coche hay que invertirle tiempo para poder probar, sentir como se giran, ver como se recogen, la amortiguación, etc. En mi caso dimos mucha prioridad a la facilidad de maniobra y que fuera compacto, porque sabíamos que debía caber bien en el ascensor de los yayos. A día de hoy estamos muy contentos con nuestra elección. Y del porteo, estamos a la espera de una mochila y con muchísimas ganas de portear! En general, a la mayoría de bebés les gusta. Aquí mi consejo es el mismo, no comprar sin haber probado! Un saludo y gracias por el post!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s