JUGAR CON ELLOS

El juego es la actividad más importante para los niños en todas las culturas. Es a través del juego que acceden de manera espontánea al medio en el que crecen, gracias a su poderosa capacidad de observar, manipular y experimentar.

Erikson (psicoanalista) decía que el juego es un medio de exploración para desarrollar iniciativa e independencia en el niño. Vygotsky (psicólogo) defendía el juego afirmando que favorece el desarrollo cognitivo, emocional y social y que funciona como una herramienta que ayuda al niño a regular su conducta.

Sentarte en el suelo con tu hijo, compartiendo juntos, siendo consciente del momento de conexión, es la mejor y más auténtica manera de jugar con él o ella.

Unicef en la CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO, en el artículo 31°, reconoce el derecho al juego y las actividades recreativas; la participación en la vida cultural y en las artes por parte de los más pequeños de la sociedad.

Por esto debemos proporcionar a los niños espacios adecuados para el juego y materiales apropiados para ello. Es a través del juego que puedes observar y conectar con tu hijo y también compartir aprendizajes significativos.

Para jugar con tu hijo necesitas, antes que nada, OBSERVARLO, para conocer sus gustos y sus habilidades. También puedes deleitarte viendo como juega y como crece y adquiere habilidades y aprendizajes de manera espontánea.

Te invito a hacerte estas preguntas: ¿observas conscientemente a tu hijo? ¿le respetas sus tiempos de observación, de manipulación, de experimentación? ¿das prioridad a sus necesidades y sus gustos? ¿le das libertad de escoger?  ¿intervienes mucho o le explicas demasiado? ¿reconoces el límite entre proporcionarle ayuda y hacerlo por él? ¿sabes bien cuando tu hijo se enfrenta a un reto que lo motiva de verdad? ¿intentas prever que la actividad o el material que ofreces a tu hijo no sea demasiado fácil que no llame su atención o demasiado difícil que pueda llegar sentirse frustrado?

Ser consciente de tu forma de jugar con tu hijo para sacar provecho de esos momentos juntos.

También es útil conocer cómo evoluciona el juego en el niño y los tipos de juegos que puede hacer tu hijo, dependiendo de su etapa del desarrollo y su personalidad. Te explico rápidamente:

Evolución del juego

El bebé empieza jugando solo, cuando se acerca a los objetos para explorarlos y manipularlos. Nuestra intervención en esta etapa es poca, basta con nuestra presencia para acompañarlos y cuidarlos mientras los dejamos explorar y manipular.

Luego el niño alrededor de los 2 años empieza a jugar con un propósito y puede “necesitar” del otro para jugar, aunque su juego sigue siendo individual. Intervenimos estando atentos a sus señales para proporcionarles materiales y llevarlos a lugares que sean de su interés con otras personas.

Más adelante alrededor de los 4 años, el niño tiene la necesidad de jugar en grupo y desarrolla un juego más social. Nuestra intervención consiste en explicarle las normas de los juegos y permitirle estar con sus pares.

Tipos de juegos

El juego desestructurado, es el juego que no tiene una finalidad específica ni un propósito exacto. Se trata de juegos cuyo material (si el niño lo requiere) es abierto y así quien juega podrá realizar el tipo de actividad que le inspire en ese momento. En el juego desestructurado siempre está bien hecha la tarea, es decir no hay errores. Por ejemplo, objetos como sonajeros, cubos, figuras, actividad física como correr, bailar o saltar libremente.

El material de juego son letras en un juego desestructurado.
foto@criarconciencia

El juego de construcción, que es propio de los bebes a partir de un año y continua a lo largo de su desarrollo, en el que forman torres, caminos, apilan, cazan piezas, etc. Como su nombre lo indica construyen con objetos.

foto @criarconciencia

El juego simbólico, en el que representamos el mundo que nos rodea. Es fundamental para desarrollar habilidades sociales, de lenguaje, de aprendizaje de conductas socialmente aceptadas. Representar roles o crear personajes, jugar a la cocinita o a la tienda, etc.

El juego con reglas es para niños en etapa infantil que ya entienden la norma que aplica para sí mismo y para los demás, es un juego de carácter social para poder jugar en grupo y aprender sobre la convivencia y la empatía. Los juegos grupales como escondite, juegos de mesa, incluso los juegos deportivos en equipo, son un buen ejemplo.

foto @criarconciencia

¿Con qué tipo de juego te sientes más cómodo cuando juegas con tu hijo?

Puedes hacer tu papel de padre interventor del juego, partícipe del juego de tu hijo, involucrado e interesado en el juego, observador o cuidador del juego.

Espera una señal de tu hijo, cuando veas que muestra interés por un juguete o un juego, pues es hora de jugar con eso. Si es adecuado para su edad, puede observarlo y manipularlo sin tu intervención. Si requiere de tu ayuda, primero espera a que te la pida (por ejemplo, si se trata de leer instrucciones) puede que baste con una demostración, sin tanta explicación. Los niños tienen otro ritmo y no nos tienen paciencia para esto. Anticípate y prepárate.

Proporciona ideas de juego sin imponerlas. Ofrece varias alternativas. Por ejemplo, prepara disfraces, fichas de construcción y unas pelotas, así sabrás que tipo de juego quiere hacer en ese momento, si tiene energía para correr, o mejor algo tranquilo y estar sentados.

No abrumes a tu hijo con tantos juguetes ni opciones de juego o actividades. Deja que escoja y que estos estén a su alcance.

Aunque es bueno alentar a tu hijo a realizar un juego o enseñarle un juguete, si no ves señales de interés, es mejor dejarlo a un lado y esperar.

Preparar el ambiente es fundamental, además les enseña la importancia de recoger y mantener el espacio adecuado para cada actividad. Cada cosa en su lugar.

Bondades del juego

Para terminar, el juego el mejor aliado para desarrollar habilidades de pensamiento, razonamiento, memoria y atención; de creatividad e imaginación (distinguiendo entre fantasía y realidad); de destrezas motoras, de movimiento y desplazamiento; de comunicación y socialización (empatía y colaboración) y de expresión y gestión de emociones, entre muchas más.

¿Te gusta jugar con tu hijo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s