INTERVENIR CUANDO TU HIJO SE RELACIONA

Los niños por naturaleza buscan al otro. Al principio ese otro es quien cuida, quien proporciona seguridad y suple necesidades físicas y de afecto. Más adelante viene una etapa en la cual las personas que forman parte del entorno cercano cumplen un papel importante en la socialización del niño. Después llega el momento en que los pares, es decir otros niños de su misma edad, pueden ¨servir¨ para jugar y más adelante en que los demás cumplen la misma función en tu hijo, que él cumple en ellos, es decir construyen una relación reciproca.

Antes de intervenir y decirle cómo comportarse a tu hijo, puedes observarlo y ver sus señales espontáneas para relacionarse. Proporciónale espacios de socialización para demostrarle que hay otras personas aparte de él y que debemos cuidarlas. Esta actitud de cuidado tiene implícito el mensaje de no se hace daño (no se pega, no se grita, no se empuja, etc.), pero en positivo.

Seguir leyendo